Click on the flag to choose the language.

El evangelio de Mateo ha recogido tres llamadas de Jesús que hemos de escuchar con atención sus seguidores, pues pueden transformar el clima de desaliento, cansancio y aburrimiento que a veces se respira en alguno sectores de nuestras comunidades.

“Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados. Yo os aliviaré”. Es la primera llamada. Está dirigida a todos los que viven su religión como una carga pesada. No son pocos los cristianos que viven agobiados por su conciencia. No son grandes pecadores. Sencillamente, han sido educados para tener siempre presente su pecado y no conocen la alegría del perdón contínuo de Dios. Si se encuentran con Jesús, se sentirán aliviados.

 Por Diana Tantaleán y María Rosa Lorbés

    Javier es un reconocido economista y, al mismo tiempo, un creyente, convicto y confeso, enfatiza él. Hoy le hemos puesto delante la grabadora para hablar de la Semana Santa, del Papa, del Acuerdo Nacional y del Movimiento Internacional de Intelectuales Católicos que hace años preside.

    Este año el Papa va a celebrar Jueves Santo lavando los pies a doce ancianos y discapacitados. El año pasado lo hizo con jóvenes encarcelados, entre ellos dos mujeres, una católica y otra musulmana. ¿Qué significado tiene este lavado de pies de Jesús para nosotros como hijos de la Iglesia y como miembros de esta sociedad?