Click on the flag to choose the language.

   In this special edition of our annual publication, Convergence, we are happy to have a summary of key points of reflection in our last Plenary Assembly. The theme, From Indifference to Mercy, Our Commitment? Is a timely and relevant theme for our world today. Ours is a world (and church) in need of mercy. This has been a key insight of Pope Francis’ witness and teaching.
In this issue, we have several important reflections on the theme including theological insights from both Gustavo Gutierrez, OP, the longtime chaplain for our Peruvian
movement and Josep M. Rambla Blanch, SJ. The reflections from the small groups of our leaders show what our movement is doing and where we are called to go.

Reciban un saludo cordial, cercano, fraterno, con muchos y sabrosos recuerdos. Saber que están ahí renueva mi esperanza y, metafóricamente, mi juventud.  El maestro y amigo Gustavo Gutiérrez les habla de la Misericordia. Él es un testimonio fiel de cómo conjugar en la vida el compromiso con los más pobres, la fe en el Dios de la Vida, la teología, la política, la sencillez de vida, las ciencias sociales, la literatura (Vallejo, Arguedas...), el cine, la amistad, la Palabra de Dios... y convertir todo ello en una espiritualidad, en una manera de seguir a Jesús, de vivir en el Espíritu.

El presente informe pretende ser una relatoría del camino realizado por las comunidades de Pax Romana de la región Latinoamérica y Caribe. Si bien el caminar de las diferentes comunidades ha sido muy rico en este tiempo, con diferentes formas de conformación y de compromiso con su realidad tanto eclesial como social, el alcance de este documento involucra principalmente a las actividades realizadas por el secretariado en estos cuatro años para animar a las comunidades y mantener vivo el espíritu de la región.

Un saludo cordial a pocas semanas de nuestra Asamblea Plenaria.

Al escribir esta breve carta tengo presentes a todos: a los chaplains regionales, nacionales, locales. Cada uno con trayectorias y dedicaciones distintas. A todos, muchas gracias por vuestra fidelidad de muchos años o por comenzar esta aventura de acompañar a grupos de laicos y laicas que se inscriben en el espíritu de Pax Romana – MIIC/ICMICA.

Sé que alguno de vosotros estará presente en Barcelona y, también, que alguno no podrá venir. Los que nos encontremos allí,  buscaremos algún  tiempo para vernos y compartir experiencias y perspectivas. La situación financiera del movimiento no nos permite grandes gastos. Las agencias que tradicionalmente nos han apoyado disminuyen o simplemente suprimen cualquier colaboración para gastos “internacionales”. A veces, todavía es posible recibir apoyos en el ámbito local... abierto a lo internacional.

Todo lo que pueda contribuir a una buena preparación de la Asamblea Plenaria me parece oportuno y necesario. Ofrezco, fraternalmente, estas líneas en cinco puntos, no redondos, abiertos...

1 – “From indifference to mercy, which commitment?”

Esta formulación quiere ser fiel al corazón del Evangelio expresada con las palabras del Papa Francisco en estos tiempos de la Iglesia y del mundo que habitamos. Si no miramos de frente a nuestra indiferencia, como posibilidad y como realidad, no abriremos espacio a la misericordia de la que habla Jesús.

George Steiner  concluye así su reflexión sobre el mal: “Así es el hombre. La mayoría de nosotros pasamos de largo, beneficiándonos de la falta de percepción consensual, aunque sabemos que la indiferencia es la gran cómplice” (George Steiner, Fragmentos, Siruela, Madrid, 2015, p. 43). Cito a este pensador, como ejemplo,  para que ampliemos nuestro horizonte de humanidad abriéndonos a los cuatro puntos cardinales.

¡Cuántas veces, durante estos primeros meses del Jubileo, hemos escuchado hablar de las obras de misericordia! Hoy el Señor nos invita a hacer un serio examen de conciencia. Es bueno, en efecto, no olvidar nunca que la misericordia no es una palabra abstracta, sino un estilo de vida: una persona puede ser misericordiosa o puede no ser misericordiosa; es un estilo de vida. Yo elijo vivir como misericordioso o elijo vivir como no misericordioso. Una cuestión es hablar de misericordia, otra es vivir la misericordia. Parafraseando las palabras de Santiago apóstol (cf. 2, 14-17) podríamos decir: la misericordia sin las obras está muerta en sí misma. ¡Es precisamente así! Lo que hace viva la misericordia es su constante dinamismo para ir al encuentro de las carencias y las necesidades de quienes viven en pobreza espiritual y material. La misericordia tiene ojos para ver, oídos para escuchar, manos para levantar...

Este material tiene como objetivo recopilar las reflexiones de nuestras comunidades sobre el tema de la Asamblea plenaria de Barcelona 2016, llamada “De la Indiferencia a la Misericordia: ¿A qué nos compromete?”
Este documento es un extracto de la Audiencia Papal, en el se menciona de manera central “la Misericordia” y el Papa nos interpela en múltiples ocasiones para acercarnos a un concepto práctico y no teórico de la Misericordia.
Por ello le hemos seleccionado para ser analizando en las comunidades de base de nuestras federaciones en todo el mundo y será disponible de manera práctica durante la reunión en Cataluña.

«He descubierto la vía del corazón en el Arca, donde la persona y la vida de relación ocupan el primer lugar. Ser bueno y dulce con cada persona no me ha resultado fácil. Entré en la Marina con trece años, una edad en la que uno es muy impresionable. Allí fui formado para ser rápido, competente, eficaz, y esto es lo que llegué a ser. Cuando era oficial, e incluso después de haber dejado la Marina, era una persona bastante rígida, centrada en la eficacia, el deber, la oración, el deseo de hacer el bien y de seguir mis estudios filosóficos y teológicos. Mis energías se volcaban más hacia actividades y metas concretas que hacia las relaciones.»